El florecimiento del Hun Yuan Tai Chi Chuan en España

El Chen Xi Xin Yi Hun Yuan Tai Chi Chuan (en adelante será abreviado como
Hun Yuan Tai Chi Chuan) fue introducido a España por el propio creador del
estilo – el gran maestro Feng Zhi Qiang en el año 1998. La llegada de este estilo
es debido al vínculo del maestro Pedro Valencia con el linaje de Hun Yuan Tai
Chi Chuan.
En esa época, el maestro Feng Zhi Qiang viajaba periódicamente al Norte de
Europa para impartir cursos. Coincidiendo con su estancia en Finlandia, fue
invitado personalmente por Cecilia Lam (esposa de Pedro Valencia) para que
iniciara una serie de cursos en España. Como su discípulo de Finlandia ya
conocía a Pedro Valencia, con mucho agrado, el maestro Feng aceptó de
inmediato la invitación de Cecilia. Durante tres años consecutivos, se
organizaron cursos intensivos, impartidos por él personalmente o ayudado por
su discípulo de Finlandia. Además de impartir cursos a más de una centena de
asistentes, el maestro Feng instruía personalmente a Pedro Valencia en los
conocimientos más avanzados del estilo durante toda su estancia en España. A
partir de entonces, y con el fin de afirmar la conexión con la Escuela de Hun
Yuan Tai Chi Chuan de Beijing, se creó la Asociación Hun Yuan de España
como la única delegación española reconocida por el maestro Feng para la
divulgación de los conocimientos de su linaje. Preside esta asociación el maestro
Pedro Valencia, y el maestro Feng como presidente honorífico.
Actualmente aunque el maestro Feng goce de muy buena salud, a sus más de 80
años, evita viajes de larga distancia. Sin embargo, tras evaluar el enorme interés
por las prácticas de este estilo y el gran progreso que están experimentando los
alumnos españoles, eligió a dos discípulos, su propia hija, la maestra Feng Xiu
Qian y el maestro Chen Xiang para continuar la transmisión del estilo en España.
Desde el año 2003, estos dos maestros están llevando al cabo una formación
abierta, pero a la vez minuciosa y progresiva en España.
El hecho de que los maestros Chen Xiang y Feng Xiu Qian fueron los asignados
para encargarse de las enseñanzas en España ha sido, indudablemente, una
inmensa suerte para nosotros. Esta afirmación también es corroborada por las
delegaciones más importantes como la de Estados Unidos y la de Japón, sobre
todo, esta última delegación que es la más antigua fuera de China y cuenta con
millares de socios. Teniendo en cuenta que los alumnos más veteranos de Japón
aceptan exclusivamente las enseñanzas del propio maestro Feng y del maestro
Chen Xiang. De allí podemos comprobar la alta consideración que tiene el
maestro Feng con nuestra delegación.
Gracias a la mentalidad similar entre el maestro Chen Xiang y Pedro Valencia,
se estableció una conexión de práctica muy fuerte entre ambos desde el primer
momento. De una manera más profunda y personal, el maestro Chen Xiang
trasmite a Pedro Valencia todos sus conocimientos sobre el Hun Yuan Tai Chi
Chuan, sobre el Tuy Shou, sobre las aplicaciones marciales y sobre otros estilos
que había practicado. En el año 2005 se formalizó el vínculo de maestro-padre y
discípulo directo entre el maestro Chen Xiang y Pedro Valencia con la
ceremonia de transmisión de linaje celebrada en Valencia.

A lo largo de estos años, todos los que practicamos el estilo Hun Yuan Tai Chi
Chuan hemos podido comprobar sus grandes cualidades, tanto terapéuticas
como marciales. A través de las enseñanzas transparentes de estos maestros y
sus minuciosas correcciones basadas en experiencias vividas, y no teoría
adquirida de lecturas, nos estamos encaminando hacia una comprensión mucho
más profunda sobre los procesos alquímicos internos y el aspecto marcial del
Tai Chi Chuan.
Pedro Valencia está especialmente agradecido al maestro Chen Xiang por
haberle afirmado su visión sobre el aspecto marcial del Tai Chi Chuan. Ambos
poseen una opinión realista sobre este aspecto. Curiosamente, el maestro Chen
Xiang también fue durante tres años jefe de seguridad de un salón de baile,
perteneciente al departamento de Cultura de Beijing. Por lo tanto, los dos
cuentan con experiencias en situaciones reales. De hecho, todos los que le
hemos visto en acción, nos quedamos boquiabiertos de ver con qué sutileza,
rapidez y contundencia aplica una técnica. Es como una explosión energética
manifestada en todo el cuerpo. Ha comentado en más de una ocasión que “si es
un combate, es un combate. No se puede dejar ni la mínima oportunidad al oponente
para que te contra ataque.
” También ha insistido mucho en que “los círculos de tuy
shou y los ejercicios de las 8 potencias son necesarios para entender el flujo del Chi y
para desarrollar la sensibilidad al contacto, pero no se puede combatir solo con estos
ejercicios.

Las auténticas técnicas del Tai Chi Chuan marcial surgen de una combinación
ilimitada de todos estos ejercicios. Hay que adaptarse a cada circunstancia con alerta, y
viveza, es decir, utilizar las combinaciones de modo flexible. Usar cualquier parte del
cuerpo: puños, codos, hombros, atrapes, patadas, barridos, giros, quiebros con las
manos, las piernas, etc., y detectar la intención del oponente y adelantarle, unas
posibilidades infinitas, pero todas ellas con la idea del Chi y del Shong. De esta forma, el
Tai Chi Chuan será una auténtica arte marcial; de lo contrario, sería solamente una
imitación coreografiada de una arte marcial.

maestros

A través del maestro Chen Xiang, podemos imaginar la razón por la que cuando el
maestro Feng Zhi Qiang empezó a enseñar en Japón hace más de tres décadas,
muchos de los grandes maestros de artes marciales japonesas estaban fascinados por su nivel marcial.
La grandeza del maestro Feng Zhi Qiang, del maestro Chen Xiang y de la
maestra Feng Xiu Qian, además de radicar en su nivel de práctica, se refleja en
su calidad humana. Los tres son un ejemplo incuestionable de humildad y de
autenticidad. El lema del maestro Feng es “enseñad Hun Yuan Tai Chi Chuan
con honestidad en beneficio de todos los seres.
” Los intensos períodos de
convivencia en España y en China durante estos últimos años nos han
demostrado la personalidad ecuánime de todos ellos en todos los niveles.

En el año 1998 hubo un gran giro en la práctica personal de muchos de
nosotros, y que hoy en día nos damos cuenta realmente de cuánto nos estamos
beneficiando a nivel de práctica y de discernimiento. Todos coincidimos en que
hemos encontrado un camino sin límite para nuestro crecimiento como
practicantes de Tai Chi Chuan. Desde aquí, quisiéramos compartir este
entusiasmo invitando encarecidamente a todas las personas que tengáis el
corazón puesto en el Tai Chi Chuan venir a conocer el estilo.
Somos muy conscientes de la gran responsabilidad que nos encomienda el
maestro Feng Zhi Qiang, pero estamos seguros de que el vínculo directo a la
mismísima fuente de todos los conocimientos del Chen Xi Xin Yi Hun Yuan Tai
Chi Chuan será la mejor ayuda y garantía para que podamos cumplir con esta
labor.

Por cortesía de la Asociación Hun Yuan